Wine Spotters: pequeños sueños, grandes vinos.

Wine Spotters: pequeños sueños, grandes vinos.


Wine Spotters es una distribuidora que como su nombre lo indica centra sus esfuerzos en descubrir nuevas etiquetas, pequeños productores, proyectos artesanales en parajes remotos… el famoso “find a diamond in the rough”. La feria Wine Spotters con su formato reducido nos permitió un cómodo mano a mano con productores muy difícil de lograr en los grandes eventos.

Arrancamos charlando con un muy copado Julian Noguerol, de la bodega familiar Santonegro. Ubicada en  San Rafael, Mendoza desde 1965, se dedicaban a vender uvas premium a otros productores y recién hace unos años se lanzaron con su propios vinos con una pequeña producción de 10.000 botellas por año. El Chenin Blanc y el Torrontés sorprenden por su tanicidad y volumen, logrados al dejar los hollejos al principio de la fermentación. La tercera etiqueta de la bodega es su malbec 2013 que se elabora con uvas de un viñedo de 1938, mas un  5% de uva Ancelotta, lo que le aporta acidez y untuosidad. Un malbec con gusto a malbec, que se aparta de la moda de ponerle madera a todo, logrando ser tánico pero sin ser astringente, a $88 es un golazo.

Seguimos con la  Bodega 6.962 (la altura del Aconcagua), del Valle de Uco, Mendoza,  que nos ofreció dos variedades de uvas italianas, La Aglianico y la Primitivo. Tienen 18 meses en madera y ambas botellas forman parte de la primera cosecha de la bodega. Me gustaron ambos, especialmente el Aglianico, muy piola para probar algo distinto, aunque un poco mas saladix: $233.

La Bodega Videla Dorna,  de Rio Negro, tiene dos particularidades: es una de las pocas bodegas que queda en una isla (¿o la única?),  y es una de las pocas que tiene una certificación oficial de “Vino Artesanal”.  Recién van por su segunda cosecha, ya que esta bodega si bien tiene cerca de 100 años, estaba parada desde mediados de siglo. Por el momento hay dos líneas de Vinos: Calfulen y Maroma.

Dentro de la Línea Calfulen (reserva) hay dos varietales Malbec y Pinot Noir; y en la Línea Maroma hay un corte a base de Pinot Noir. El enólogo Mario Lascano le mete mucha onda al producto, al usar levaduras indigenas, no filtrar el vino y experimentar con el uso de la madera. Por ejemplo el Pinot 2014 lleva duelas de madera francesa desde la fermentación y para la nueva cosecha de Malbec se usarán barricas en lugar de duelas.  Se nota claramente la diferencia entre la cosecha 2013 y 2014, aunque a la 2014 probablemente todavía le falte un poco de guarda; a $130 compre y pruebe.

El vino insolente, de Finca La Trinididad,  de San Carlos, Mendoza, (a pasitos del Valle de Uco), nos recibe con un lanatesco fuck you desde la etiqueta.  La insolencia arranca desde la cosecha comunitaria, la gente dona su tiempo para cosechar y a cambio la Finca dona el doble de lo que debería pagar a los cosechadores a una fundación solidaria. El Malbec 2011 con 18 meses de barrica de roble francés, es complejo, especiado, con cuerpo, buena acidez, tiene todo lo que se espera de un malbec de esta región y con estas características de elaboración, salvo el precio que es sorprendentemente bajo: $240.

Por último  charlamos con Victoria Jones de la exclusiva Finca Blousson, del Valle de Uco, Mendoza. La historia de Victoria es el clásico “sueño del pibe”, cansados de la ciudad, con su marido se compraron un par de hectáreas en Mendoza, pusieron un albergue, un restaurant y se mandaron a hacer vinos, de la mano de un reconocido enólogo como es Matías Michelini. Recién van por su tercera cosecha, la producción es artesanal, orgánica (se usan levaduras indígenas) y solo tienen dos etiquetas: el Petit Blousson (50% Malbec, 50% Bonarda) a $260 y el Finca Blousson 2013 (18 meses en barrica francesa, partida de solo 900 botellas) a $650.

En definitiva muchas etiquetas originales, de pequeños emprendedores que recién están vendiendo sus primeras cosechas, a precios para todos los bolsillos, ideal para sorprender a tu amigo el que sabe de vinos. Si les interesa probar alguno, pueden encontrarlos en las vinotecas Malambo, 1912, Mr. Wines y el Tunel de vinos (entre otras); o en restaurantes como Tegui, Tarquino, Paraje Arévalo, el Faena o el Fierro Hotel.


1 comentarios

Deja el tuyo
  1. 1
    Jorge Luis Argüero

    Y vos quién sos..?? Pregunta, muy de persona que se cree “superior”
    a uno. Es decir (piensa la señora / piensa el señor) yo sé quién soy,
    pero éste, que está frente a mí, no tiene “ni idea” quién es… Jua..!!

    Siga con lo suyo Don Leo Volt, que con lo suyo, va fenómeno.-

    Saludo cordial.-

Los comentarios están cerrados.