Gran Dabbang. Nuevos horizontes

Gran Dabbang. Nuevos horizontes


El restaurante de Mariano Ramón y Philippa Robson cumplió un año y decidió festejarlo de la única forma en que era razonable, abrió sus puertas y dió de comer los sabores que forman parte de su demoledora carta. Aquí se derrocha, como en las calles del Los Angeles de Blade Runner, un eclecticismo basado en sabores nítidos y bien definidos que no distinguen orden ni jerarquía. Recetas vietnamitas, tailandesas o de cualquier otro lugar semejante, aderezadas con cilantro, chiles, quirquiña, jengibre, ajo, huacatay y acompañados por naan indios, burrata o fainá genovesa. Uno de las mejores aperturas del 2014.

1 comentarios

Deja el tuyo
  1. 1
    Perro Borgia

    Anoche volvi a Gran Dabbang. Siempre me sorprende. No voy a decir que vale la pena esperar en la puerta, porque odio esperar en la puerta. Quizas el salon demasiado chico sea lo peor de la propuesta de Mariano.

Los comentarios están cerrados.