El desafío del cerdo

El desafío del cerdo


El martes pasado -mientras la gente de Nerca celebraba a la carne con un banquete que indignaría a la OMS- los chicos de Blanch hicieron lo propio con el cerdo en una propuesta indecente de 6 pasos a la que dieron en llamar “El desafío del cerdo. Pork: Nose to tail”.

La propuesta estuvo a cargo de Tatu Rizzi, chef residente de Blanch, y de Naiara Calviño, invitada para lo ocasión. Para quienes no la conozcan, Naira es la mente perversa detrás de Chochán, un refugio para los amantes de los porcinos ubicado en  San Telmo.

Este es el más reciente de los ya clásicos ciclos de cocineros invitados que se celebran en este restaurante de Palermo, que ha impulsado la sana costumbre de recibir periódicamente chefs de los más variados estilos para ofrecer a los comensales una experiencia que va más allá del menú diario. Es que Blanch, con su ambiente íntimo y atmosfera relajada, remite indefectiblemente a una cena con amigos.

cerdo

En esta ocasión, la bienvenida corrió por cuenta de Cinzano, que acompañó con aperitivos una tabla de patés y bondiola. El primer paso ya fue una declaración de principios: orejas de chancho fritas acompañadas por una mayonesa de anchoa y chipotle. La textura cartilaginosa de la oreja no es para cualquiera, pero su sabor grasoso supera cualquier prejuicio.

cerdo

El segundo paso fue, en mi humilde opinión, el plato de la noche: Momofuku pork buns (pan al vapor, panceta, hoisin, pepino y verdeo). Tatu nos contó que con este plato quiso emular lo mejor posible los buns de Momofuku, el ya mítico restaurante de NY. Yo nunca viajé a New York pero les puedo asegurar que este sanguchito made in Palermo con panceta dulce y pancitos de nube no tiene nada que envidiarle.

cerdo

También hubo milanesa de lengua y costillas ahumadas con puré de garbanzos (le hubiera quedado mejor una coleslaw para equilibrar pero todo no se puede).

cerdo

cerdo

Para el postre disfrutamos de una torreja impregnada en jarabe de maple, cremoso de chocolate blanco y panceta. El menú, acompañado con Cervezas de Otro Mundo, cotizó en $390. ¡Que se repita!

cerdo

Blanch queda en Ángel Justiniano Carranza 2181, Palermo. Teléfono: 4771-4440.

1 comentarios

Deja el tuyo
  1. 1
    Patricia

    Disfrute mucho de ese menú, las orejas con ese picante estuvieron sublimes, pero de los momofuku me hubiera comido 20, genial

Los comentarios están cerrados.