Cerveza de Navidad o de Invierno

Cerveza de Navidad o de Invierno


“Hay una cerveza para cada ocasión, y muchas ocasiones para una cerveza”

(Aristarco de Birmingham)

Entre todas las festividades de los Vikingos, había una llamada Jule, que coincidía con el solsticio de invierno. Cuando llegaba esa fiesta se preparaba un banquete y una cerveza especialmente dulce y fuerte. Más tarde los Vikingos se hicieron cristianos y Jule se transformó en su festejo navideño.

La tradición de elaborar cerveza para consumir en el solsticio de invierno se mantuvo durante siglos, e incluso fue una imposición legal, promulgada entre otros por el rey Hakkon I de Noruega o el Codex Ranzovianus de Gulathing, de 1250. Pero no fue hasta el siglo XVII que la tradición de las cervezas navideñas llegó a Norteamérica de las manos de los inmigrantes escandinavos.

De todas las cervezas de temporada, las cervezas invernales que se hacen para navidad son las que gozan de mayor popularidad entre el público cervecero. La cercanía con las fiestas le proporcionan una de características identificativas en su etiquetado donde los motivos gráficos como, gorros de Papá Noel, árboles de Navidad, muñecos de nieve, montañas nevadas, e incluso el propio nombre de la cerveza realizan una clara alusión a esta época del año.

La característica que suelen compartir las cervezas navideñas y de invierno es su carácter maltoso y un alto contenido alcohólico, que suele situarse por encima del 8%, convirtiéndolas en ideales acompañantes de los días fríos. Además se caracterizan por ser marcadamente afrutadas y especiadas con especias de tipo dulce, como la canela, nuez moscada, jengibre, vainilla, o anís.. La elaboración de este tipo de cervezas, tradicionalmente comenzaba a finales del verano y comienzos del otoño.

Bélgica es un país en donde la elaboración de estas cervezas goza de una gran aceptación que se extiende a otros  países. En Alemania se hacen las Weihnachtsbier,  Festbier o Starkbier, en las islas británicas las Winter Warmer, en Estados Unidos las Winter Ale o las Christmas Beer, Dinamarca cuenta con la Julebryg y los Noruegos con la Juleøl. Cada una con sus propios distintivos, pero como común denominador, el sabor maltoso, la alta graduación alcohólica y el agregado de especias.

Grandes ejemplos de estas cervezas son, la Samichlaus elaborada en Austria aunque oriunda de Suiza, para muchos LA cerveza navideña.

La Anchor Christmas Ale en Estados Unidos, Gouden Carolus Noël, St. Bernardus Christmas Ale o la Delirium Noel en Bélgica, Samuel Smith’s Winter Welcome Ale en Inglaterra, o la Winter-Traum de Alemania.

Estas cervezas se acostumbran a tomar durante las cenas de navidad; algunos países acarrean además ciertas tradiciones, como en Noruega donde la cerveza de Navidad se toma acompañada de un shot de Aquavit.

+ No hay comentarios

Deja el tuyo