Mauro it: contra las herejías

Mauro it: contra las herejías


Mauro Crivellin lleva algunos años dando de comer e intentando disciplinar y educar a un pueblo que esta adoctrinado en creer que la razón de soberbia adolece. Algunos comensales -que no conocen la fama del patrón, ni han leído los carteles que cuelgan sobre las paredes del restaurante- suelen solicitar algunas prerrogativas que en esta casa se consideran sacrilegios: la pasta con mariscos no lleva queso y eso queda fuera de cualquier mediación; no hay quesera a disposición del público, porque ese elemento se gradúa en cocina según el saber y entender del cocinero; tampoco se sirve pan porque esa combinación está vedada por los textos sagrados y los espaghetti no se cortan.

Cartel Consejos

E’ severamente vietato darmi consigli se non te li chiedo. P.S i trasgressori saranno mandati a fanculo istantaneamente.

Con esos rasgos de carácter como divisa y estandarte, haciendo buena pasta contra viento y marea, trabajando con el mejor producto, el capitán al mando ha sabido conquistar a una tropa entusiasta que habla maravillas de su cocina mientras algunos réprobos se quejan de intolerancia, falta de pasta “fresca” o de la tenaz resistencia de la casa para obedecer las heterodoxias de los visitantes mezclando salsas y pasta en rituales que exceden la paciencia del mando.

Mauro It interior

En Mauro It se hace muy buena cocina italiana, sin ninguna tolerancia hacía el gnosticismo o los experimentos de la NASA. Ayer, aunque no creo que sea una sorpresa para nadie, comimos unas de las mejores lasagne de Buenos Aires  y unos estupendos Spaghetti allo scoglio (langostinos, mejillones y calamares). Cosas bien hechas con buenos productos, fundamentos y acertados puntos de cocción.  Un restaurante donde se come lo que le gusta al patrón del establecimiento: cocina de autor en “sensu stricto”.

Spaghetti

Unas pocas entradas y varias pastas con su salsa perfectamente identificada y no intercambiable. Amatriciana; aglio, olio e peperoncino; carbonara (sin crema, ¡Dios me libre y guarde!); Cacio e Pepe; Gamberoni e zucchini y un etcetera no muy corto. También se pueden elegir gnocchi o lasagne de varios tipos y unas pocas curiosidades que no llevan pasta y de las que no puedo opinar porque nunca las cate. Ayer había rissoto que no me ofrecido y que me quedo pendiente.  Algunos postres, excelente el tiramisu.

La pasta seca es Divella al igual que el tomate. Muy buen aceite de Oliva orgánico. La carta de vinos es conservadora, tirando a reaccionaria, pero nadie es perfecto.

——

Mauro It
11 de Septiembre, 2465
Tel 4896-4404
Chef: Mauro Crivellin

 

 

3 Comments

Deja el tuyo
  1. 1
    Mario

    Querido Pancho.
    Mauro es un filósofo de la vida manducatoria y de la cocina respetuosa, con ambos elementos descubre la catadura del cliente y tiene claro, como me dijo una vez, que ¨el no se prostituye por ganar un mango¨ Si no están conformes se van, porque tengan un abuelo tano o padres que llegaron e hicieron lo que pudieron para vivir y comer, no quiere decir que el que va sabe correctamente comer lo que es realmente cada salsa de cada región, y la pasta correspondiente, y tiene toda la razón.
    Hay que entender que es un caso extraño de rigidez conceptual entre nosotros, y sale del paradigma común de que yo pago para comer como quiero, y es difícil de entender , diría en nuestro tiempo de mentalidad mercantilista, que alguien te diga cómo y de qué cosa estamos hablando- y que es como te digo- no hay manera de cambiarlo, y aunque pagues lo que quieras no te hago gusto. Pucha, que dilema, Sorprendente.
    Si bajáramos la soberbia y la autoindulgencia que sabemos tener, podríamos aprovechar para aprender, pero eso ya sabemos que no es para todos.
    De sus manos comí dos risottos de locura perfecta y unas pastas no tanto.
    Tengo afecto y lo respeto como a todos los que mueren con las botas puestas por defender con honestidad, razones y verdad, un ideal, unas certezas, especialmente en tiempos que no sobran.
    Mis respetos a Mauro y a vos por traerlo, y la satisfacción que esté bien de salud, ya que pasó momentos difíciles.
    Abrazos para ambos. Mario.

  2. 2
    Claudio

    Fuimos con amigos, mesa grande. Buenas bruscettas y burrata. Dudosa carta de vinos, corta y cara con respecto a locales similares … el que pedimos “se agotó ” y una Sra. de malos modos ofreció enseguida uno más caro. Típico.
    De las pastas ordenadas la mayoría no estaban bien. Algunas salsas eran pasables nada espectacular y la pasta seca fuera de punto. Y no era el dente italiano (algo mas duro que lo usual). No señor. Le faltaban 2 minutos de cocción o una gentil sarteneada. Ya que Mauro es tan ecléctico con el queso estaría bueno que le agreguen en cocina uno de buena calidad. Literalmente me terminó de arruinar el plato. Cerramos con un tiramisu casi correcto. La disparatada cuenta llegó en un papelito ilegible de los que harían las delicias de la AFIP. NO PIENSO VOLVER

+ Leave a Comment